Y APRENDIMOS...

PRH Ibérica

Wed, 06/30/2021 - 13:27

Os traemos al blog las bellas y profundas palabras de una antigua formadora de PRH, Concha Icardo, que nos envió acogiendo los momentos más difíciles de la pandemia. Se titula “Y aprendimos…” y nos habla de la fuerza de la Vida, de la importancia de “ser juntos”, de ir a lo esencial, de cuidar nuestra casa común… Esperamos, y deseamos, que todos y todas sigamos aprendiendo de lo vivido, y que las experiencias pasadas y, en muchos casos, sufridas, nos enseñen a vivir más y más desde lo mejor de nuestra humanidad.

Y APRENDIMOS...

Aprendimos que la Vida (el Amor, Dios...)

se abre paso y se hace presente

en el corazón de la adversidad,

 

que nada queda fuera de su Presencia, que, sabiendo mirar,

vemos su fuerza…

en la entrega de quienes ponen su vida al servicio de la Vida;

 

en quienes nos muestran el camino de la interioridad

como Camino al bien para todos;

en tantos y tantos “héroes” a nuestro lado que dan luz a la existencia...

 

Aprendimos que, solo juntos,

 somos invencibles

en medio de nuestra gran fragilidad,

que cuando uno cae

hay hermanos en pie que lo sostienen,

 

que, aunque no nos conozcamos,

habitamos todos una misma tierra,

unidos por una misma Vida (Amor, Dios...)

que siempre tiene la última palabra...

 

Aprendimos que lo que realmente merece la pena

No es lo que tenemos sino el tenernos,

el apoyo mutuo, las conversaciones compartidas,

la certeza de estar unidos por el amor que nos mantiene en relación

siempre y sin fronteras.

 

Aprendimos que, de balcón a balcón,

se tienden puentes de fraternidad,

Que en la diferencia podemos encontrarnos,

que compartimos fuerza y fragilidad,

una misma historia, una misma Vida...

 

Aprendimos que, en tiempos fuertes de unión,

no todos pueden llegar a vivirla,

aprendimos que la buena voluntad de muchos no es la de todos

 

pero que lo vivido de bien

deja una huella imperecedera que seguirá con nosotros...

también cuando nos vayamos olvidando de su posibilidad y su valor.

 

Aprendimos que, a lo largo del mundo,

más allá de razas, religiones, países, ideas...

nos reconocemos unidos en lo más esencial;

que no podemos dejar que nada ni nadie nos aleje de ese fondo,

 

que solo desde ahí y cuidando la casa común

podemos entonar un mismo canto

y, con él, derribar las fronteras que nos separan...

 

Aprendimos esto y mucho más que, cada uno,

puede seguir contando

con su propia historia y sus palabras.

 

Un nuevo mundo,

el mundo de siempre...

A nuestro alcance.

 

Despues de leer tranquila y sosegadamente este texto, os invitamos a acoger estas preguntas:

  • ¿qué despierta en mi interior?
  • ¿me moviliza en alguna dirección?
foto de Josue As en unsplash

Comentarios

Vicky Domínguez
24 October 2021
Síii,es una actitud esa de ir viviendo y aprendiendo,una actitud que me conduce a estar Despierta y consciente del aquí,del ahora y principalmente de mi interior... aprendiendo a escuchar,a discernir,a saber gozar,a callar,a existir... Aprender es optar por mejorar,por cambiar,por estrenar,por descubrir por desplegar( me) y compartir...
Gracias por el artículo que me invitó a detenerme y aprender de mi tiempito de análisis...

Nuevo comentario